Sincronizar contenidos con las Redes Sociales
Photo by Thought Catalog

Lo primero es lo primero: si tienes en claro lo que hace tu marca, debes preguntarte qué le gusta a tu target. Esos seguidores, esos potenciales prospectos, en fin: esa audiencia que te va a leer, a compartir y a comentar. El contenido conecta si es del gusto de tu audiencia. Por ejemplo: si tu cuenta es de jeeps, puede que lo que tenga efecto a nivel de contenido es un estilo de vida aventurero y un contenido que muestre a un grupo de amigos viajando en un jeep en un ambiente exótico. 

Pon en práctica las mejores estrategias de redes sociales para tu marca 

Coca Cola comparte historias de amigos, parejas y familia porque sabe que su narrativa gira en torno a eso, sabe que eso es lo que vende su marca. Y aquí acabamos de tocar un tema crucial: la narrativa. Esta es algo así como la línea que guía el contenido. No es sólo acerca de publicar una aventura en jeep porque tu cuenta es de jeeps, sino de dotarla de historias que tengan sentido y qué impacten. 

Una buena táctica es trabajar por ejes temáticos, posteando contenidos en tus blogs o websites que luego puedes trabajar para sacar en redes sociales o por otros canales como email marketing. Para esto último ayuda tener consolidada una base de datos o haber hecho minería de datos o Big Data para atacar de manera segmentada a tu target. 

¿Qué herramientas puedo utilizar para sincronizar mi contenido?

Existen numerosas herramientas que permiten curar, organizar y sincronizar el contenido de tu website con tus redes sociales. La mayoría son sistemas externos que permite curar contenido, programarlo y hasta publicarlo. Algunos pueden sacar contenidos de un website o blog para dirigirlo a tus redes, aunque es raro que lo hagan de manera automática. Con Socialnk puedes hacer todo esto y además analizar las métricas día a día para no perder tiempo y ofreciéndote sugerencias de followers y hashtags.

¿Es diferente por cada red social?

Efectivamente y es aquí donde también es importante que la gestión del contenido se haga de forma óptima. Un post escrito para Instagram no va a tener el mismo impacto en Facebook y en Twitter, la limitante de los caracteres sigue siendo un asunto a tener en cuenta (aún cuando ahora admite 280 caracteres en vez de 140). 

En consecuencia, cuando vamos a sincronizar el contenido ayuda mucho que plataforma te permita personalizar la manera que va a aparecer tu contenido en cada red social. Esto se hace ajustando la cantidad de caracteres y el formato en el que sale el post en cada red. Es, en esencia, una sincronización inteligente que facilita la gestión del contenido de tu marca y optimiza los resultados que vas a obtener. 

Esto implica también saber otros detalles, cómo que por ejemplo, no puedes publicar enlaces hipervinculados en Instagram, mientras que en cambio Facebook y Twitter lo permiten y hasta se han dedicado a optimizar funciones para que el enlace quede mejor, más estético y hasta mejor posicionado. También es importante tomar en cuenta que las imágenes que utilices para acompañar el contenido varían de tamaño por cada red social y que esto puede ser la diferencia entre ser visto por 30 personas a ser visto por 300. Un buen diseño, en muchos casos, hace una diferencia tremenda y le da un mayor nivel al contenido. 

¿Es recomendado usar videos en mi contenido?

Si dentro de tus artículos en blogs o en tu website incluyes videos, entonces tienes un poderoso aliado. Igualmente si tienes un canal de youtube al que estás vinculando en cada artículo que escribes. La razón es muy sencilla: el video es el rey del contenido. Es 5 veces más compartido y tiene 20 veces más posibilidades de volverse viral que cualquier otro contenido. 

Es por ello que incluir videos en tu estrategia de contenidos puede darte un boost importante y si sabes cómo incluirlo de tal manera que también se sincronice con tu trabajo en redes sociales, vas a tener un impacto aún mayor. 

Ahora que ya sabes estos tips y entiendes cómo puedes sacar provecho al sincronizar tu contenido con redes sociales, sólo te queda comenzar. Establece tu estrategia, busca herramientas como Socialnk que te permitan ejecutarla y ¡manos a la obra!

¡Crea tu cuenta de prueba ahora!

Consigue un periodo de prueba, luego desde 12,00 € al mes (ver precios en otras monedas) sin pago previo y cancelando cuando lo desees.